Carta abierta a un formador y consultor de marketing a punto de abandonar

  • carta abierta formador consultor marketing

Querido formador y consultor de marketing,

¿Qué tal estás? ¿Cómo lo llevas? Por si no me conoces, soy Elsa López, técnico superior en gestión comercial y marketing desde hace 10 años y emprendedora.

Yo he sido, al igual que tú, marketera freelance, lo he compaginado con trabajos por cuenta ajena donde trabajaba más de 8 horas. También he tenido mi propia agencia de marketing con una socia durante 2 años. Y ahora tengo mi propio negocio como emprendedora desde hace 1 año donde por fin me encuentro a gusto y realizada 🙂

Créeme. Sé como te sientes. Yo he pasado por lo mismo que tú.

Por eso he decidido escribirte esta carta.

Te voy a pedir que te tomes 5 minutos de respiro para leer lo que te he escrito aquí.

Mi objetivo con esta carta es que reflexiones y analices tu situación. Espero que no te tomes a mal mis palabras, recuerda que yo estoy aquí para ayudarte y hacerte pensar 😉

Dicho esto, ya puedes seguir leyendo.

Ahora mismo a lo mejor estás pensando en tirar la toalla con tu negocio como consultor y formador de marketing. Cuando decidiste emprender hace unos años, pensabas que las cosas iban a ser de otra manera.

Si echas la vista atrás, te lanzaste a esta aventura de ser autónomo pensando que las cosas iban a ser más fáciles, para despedir a tu jefe y tener un horario más flexible, y poder compaginar mejor tu vida y tu profesión. Estabas supermotivado y feliz de haber tomado por fin la decisión de montar algo por tu cuenta, libre de presiones y de jefes que no te valoraban.

Además, como tú ya venías con una carrera o un ciclo formativo o un máster de marketing, claro, sabías de estrategias de marketing y lo habías aplicado a tus clientes y alumnos, por eso, pensabas que teniendo tu propio negocio ibas a tener medio camino hecho.

Peeeero, lamentablemente, y por mucho que te cueste reconocerlo, las cosas no han sido así.

Tu situación actual más bien dice lo contrario.

Trabajas de sol a sol para sacar el trabajo adelante para tus clientes, impartes cursos presenciales incluso los fines de semana para adaptarte a los horarios de tus alumnos y poder sacar un extra, ya que muchos de ellos trabajan o estudian de lunes a viernes.

Por lo que tu único día libre se ha reducido prácticamente al domingo.

Eso sí, el domingo estás tremendamente agotado física y mentalmente, no terminas de desconectar del todo porque no paras de dar vueltas al trabajo que te queda por hacer o los materiales que no has terminado de producir para la clase de la semana siguiente.

Así que aunque tienes ese día libre, tu mente realmente no lo tiene.

Tu vida familiar y social se está resintiendo e incluso tu carácter empieza a tornarse a un malhumor constante generalizado y empiezas a darte cuenta de que necesitas unas vacaciones urgentes. Por lo que hay un ambiente en casa un poco raruno. Se puede cortar la tensión con un chuchillo.

Estás a puntito de llegar al burnout, pero tu ego te dice que todavía te queda un cartucho por quemar.

“¿Cómo voy a tirar por tierra todo lo que he construido hasta ahora con tanto sacrificio?”, te preguntas cada día.

Por eso, estás pensando en tomar acción y empezar a hacer las cosas de manera consciente y, sobre todo, de manera diferente, para salir del pozo en el que te has metido que parece un círculo vicioso:

“no tengo tiempo porque los clientes me absorben, y además me paso los fines de semana impartiendo cursos presenciales, entonces no tengo tiempo para poder pensar en una estrategia para mi negocio y salir de esta situación que agota…” y así vuelta a empezar todo el día.

Pero, ¿sabes una cosa? No valen excusas. Aquí todo es cuestión de prioridades, no de falta de tiempo.

No te quiero embajonar, sino todo lo contrario, quiero que reflexiones de tu situación y que hagas una labor de autoconocimiento para que sepas la realidad y la reconozcas para poder tomar el control y hacer los cambios oportunos ahora que estás todavía a tiempo.

No esperes resultados distintos, si siempre haces lo mismo.Haz click para twittear

Ahora ya sabes de la importancia de ir haciendo cambios en tu negocio para construir el proyecto que realmente imaginabas cuando comenzaste esta aventura.

Pero hasta que no te has puesto con ello y has empezado a ver las dificultades, has empezado a ver los problemas, lo que te gusta, lo que no te gusta… no te has dado cuenta de que necesitabas una alternativa mejor para tu negocio de marketing.

Ahora sí eres consciente de tus necesidades una vez has pasado por situaciones que no te gustaría que se repitieran:

  • pérdida innumerable de tiempo con reuniones con clientes exigentes que pagan mal…
  • o incluso, peor todavía, clientes que no te pagan y te han dejado un pufo…
  • crear cursos presenciales de marketing para ingresas un extra donde pones todo tu alma y que asistan 4 gatos…
  • jornadas laborables interminables…
  • ampliar tu ámbito geográfico de actuación para crear cursos en otras ciudades próximas a la tuya porque en tu ciudad ya no consigues tantos alumnos…
  • por tanto, pierdes un montón de tiempo en desplazamiento, alquilar aulas,…

Pero quejarte de todo esto, no me vale (y a ti tampoco). Las quejas solo retroalimentan tu malestar.

Que tus clientes te paguen mal o que tus cursos estén vacíos, no es problema de tus alumnos o de tus clientes, la responsabilidad del problema es exclusivamente tuyo: no tienes el control de tu negocio, de tu marca personal y no reflejas una autoridad y respecto para que tus clientes y alumnos te valoren a ti y a tu trabajo.

Eso sí, ahora que ya sabes esto, estás empezando a tomar acción y  estás intentando cambiar las cosas por ti mismo, leyendo miles de blogs, apuntándote a miles de newsletters, escuchando un montón de webinars sobre negocios, blogging, marketing y ventas… pero tienes tanta información en la cabeza que no sabes cuál es el primer paso que tienes que dar.

Lo que sabes seguro es de la importancia de transformar tus cursos presenciales de marketing en cursos online pero, aunque lo has intentado, no ha funcionado como tú pensabas y no has vendido ni un curso o no has llegado al objetivo que te habías marcado. O probablemente hayas pensando en crear tu curso online pero no lo has hecho todavía porque no sabes ni por dónde empezar…

Por eso, tengo 2 buenas noticias para tí.

Lo primero de todo quiero darte la enhorabuena porque ya has dado el primer paso: reconocer que has tocado fondo y que necesitas ayuda externa. Aunque tú no le des tanto valor, es una noticia estupenda.

Ahora tienes clarísimo que necesitas invertir en ti mismo y en tu negocio para conseguir tu objetivo: tener un negocio próspero que realmente te deje disfrutar de tu familia y amigos.

¿Y sabes cuál es la segunda buena noticia?

Que estás en el lugar adecuado para empezar a transformar tus cursos presenciales en cursos online o crearlos de cero bien desde el principio, que te den libertad y unos ingresos recurrentes cada mes.

Y no solo eso, creando tu propia formación online vas a plasmar tu experiencia y conocimientos en un ebook, en un curso descargable o en cualquier otro recursos formativo online, que te permitirá mostrar tu expertise, tu profesionalidad y que tu público objetivo te valore, te respete y te vea como un referente al que acudir cuando necesita solucionar sus problemas. Por tanto, tener mejores clientes que estén deseando contratarte.

En conclusión,

la solución que a mi me abrió los ojos y me hizo ver la luz de nuevo hace un par de años cuando las cosas no iban tan bien como yo pensaba, fue:

Crear mi propia formación online, con una metodología clara y una buena planificación y estrategia, con la que diversificar mi entrada de ingresos no depender únicamente de mis horas de trabajo presencial para facturar, y así no mandar todo a la mierda a la primera de cambio.

Como seguramente ya sabrás, yo me he especializado justamente en ayudar a consultores y formadores de marketing a que puedan crear su propia formación online con éxito evitando una serie de errores que yo misma cometí al principio, y así acelerar el proceso y eliminar la eterna fase de prueba-error.

Si quieres transformar tus conocimientos y experiencia de marketing en formación online para ganarte el respeto de tus clientes y tener un negocio que te haga más libre, estás en el sitio adecuado.

Un último consejo:

Quiero que sepas que no estás solo.

Si te gusta lo que haces pero quieres mejorar, no tires la toalla, no abandones, todavía estás a tiempo de reaccionar.

Ahora tienes en tu mano el poder de coger el toro por los cuernos y ponerte manos a la obra para crear tu primer curso online.

Mi recomendación, ya la sabes, incorporar la formación online en tu oferta empezando con algo sencillo como un ebook o curso muy concreto descargable para validar tus ideas.

¡Tú puedes!

Un abrazo,

Elsa

Me encantaría conocer tus reflexiones sobre tu situación actual ¿Te has visto reflejado en algunas de las cosas que he comentado en esta carta? ¿en cuales? 😀

About the autor:

Soy Elsa. De Getxo. Loca de los gatos y del marketing. Llevo desde 2006 trabajando en marketing online de empresa en empresa y compaginándolo también en algunas etapas como freelance. De la noche a la mañana, desmotivada, dejé un trabajo fijo en una agencia de publicidad a 5 pasos de mi casa por montarme mi propia agencia. "¡Se te va la olla!" me decían... Desde 2014 soy emprendedora a tiempo completo. Pero después de quemarme siendo esclava de mis clientes y cerrar 2 proyectos propios, decidí ayudar a otras profesionales creativas y de marketing como yo a crear otra vía de ingresos complementaria creando y vendiendo su propia formación online para ser más libres. Si quieres tú también quieres ser infoemprendedora y ver la luz al final del tunel, te animo a entrar en mi Curso Gratuito aquí.

4 Comments

  1. Natalia 10/05/2017 en 12:09 pm - Responder

    Me ha venido que ni al pelo tu post.
    Llevaba un par de días de bloqueo y me estaba planteando tirar la toalla, pero gracias a tus palabras acabo de decidir seguir adelante.
    ¡Gracias por transmitir tanto, Infoemprendedora!

    • Elsa López 10/05/2017 en 6:43 pm - Responder

      Hola Natalia!

      Gracias por tu comentario. Me alegro de que mi post te haya servido para darte una oportunidad 😉

      Adelante, fuerza!

      Un abrazo,

      Elsa

  2. Lupe Calvo 11/05/2017 en 10:49 am - Responder

    Me lo apunto, Elsa 😉

    Has descrito muy bien la situación, se ve que sabes de lo que hablas cuando describes la situación del consultor freelance.

    Un abrazo

    • Elsa López 11/05/2017 en 2:17 pm - Responder

      Hola Lupe!

      Gracias por tu comentario 🙂

      Al haber pasado yo por esos problemas, sé que no he sido la única. Me hubiese venido bien leer algo así a mi hace 3 o 4 años jeje

      Un abrazo!

      Elsa

Deje su comentario

Infoemprendedora te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Elsa López Fernández (Infoemprendedora) como responsable de esta web.

  • Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: gestionar y moderar los comentarios que realizas en este blog.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Destinatarios: Raiola (proveedor de hosting) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola.
  • Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@infoemprendedora.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: infoemprendedora.com, así como consultar mi política de privacidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies