3 barreras mentales que te impiden escribir tu primer ebook o curso online (y cómo hacerles frente)

  • barreras mentales escribir un ebook curso online

Este es un post de invitado de Carme Arrufat, emprendedora online que ayuda a profesionales de desarrollo personal a escribir su primer libro.

Este post es un poco especial y me hace mucha ilusión porque viene de la mano de Carme, una emprendedora online a quien conozco desde hace más de 1 año (si no recuerdo mal) y con quién he tenido el placer de trabajar de cerca ya que la he tutorizado en los programas de Lifestylealcuadrado.com.

Por eso, se cómo trabaja de primera mano y todo lo que puede conseguir esta mujer todoterreno. Cuando me enteré de que había ganado más de 30 premios literarios durante su trayectoria me quedé de piedra!! Y pensé: “esta mujer es una máquina!!” 🙂

Carme ayuda a profesionales del desarrollo personal a escribir su libro para que puedan mostrar lo mejor de su trabajo y atraer a Clientes Premium.

En este post, nos va a contar toda su sabiduría para ayudarnos a eliminar las barreras mentales más frecuentes a la hora de ponerse delante de un libro, ebook o curso online y empezar a escribir su contenido.

¡Te dejo con ella!


 

Las barreras mentales no dejan de ser barreras

Te han dicho que te va  a salir mejor si escribes disfrutando. Y tú te preguntas: ¿Cómo puedo disfrutar escribiendo un texto, si lo que tengo ante los textos largos es miedo?

Miedo, no, ¡Pánico!

Pues como esa es la primera piedra del camino, la losa que si no quitamos no nos permitirá iniciar la aventura, vamos a por ella.

Boris Karloff, el actor que popularizó Frankenstein, cuando llegaba al plató, antes de empezar a rodar, tenía mucho miedo por si no daba la talla en su papel del monstruo. Él tenía una técnica: se visualizaba haciendo la escena perfecta y entraba directo a rodar, sin permitir a su mente perderse en pensamientos y dudas.

¿Qué es el miedo?

El miedo es un estado mental.

La palabra clave es estrés. Y el estrés es Miedo.

Y quiere decir: ¡Peligro!

Hay que volver a ponerse en el contexto arcaico: en la naturaleza todo es una cuestión de vida o de muerte. Y para nuestra biología, también. Nuestra inteligencia es humana pero nuestro miedo es animal.

Podemos tener un CONFLICTO DIRECTO (me atacan, me atropellan). La psique no interviene, va directo a las tripas.

O ir por la Vía Indirecta: La psique es el lugar donde están nuestras creencias y esto puede agravar mucho las cosas. Comerse el coco es dar vueltas a una idea: esto genera estrés y el cerebro puede producir exactamente el mismo efecto que si fuera verdad.

Porque para el cerebro: real, virtual, simbólico o imaginario es lo mismo.

Nuestro cerebro arcaico cree que seguimos confrontados a la realidad de la vida salvaje. Para un animal la vida es comer y no dejarse comer.

El nivel de estrés es lo que informa a nuestro cerebro de la situación. Si no hay estrés: todo bien; un poco de estrés: tengo un pequeño problema; estrés máximo: ¡peligro de muerte!

Es así como le llega la información al cerebro. Y si nos inventamos un miedo, levantamos barreras mentales para protegernos.

Detrás del miedo hay una cuestión de vida o muerte. En la naturaleza los animales que no funcionan bien no sobreviven.

Pero con nuestras tonterías humanas somos capaces de crearnos un problema sobre nuestro funcionamiento por no haber ganado el partido.

Hay 5 grandes miedos muy graves en la vida que son cuestión de vida o muerte

  1. La falta de Oxígeno.
  2. La falta de agua.
  3. La falta de alimento.
  4. Encontrarse en las fauces de un animal: Protección.
  5. Miedo a la sanción: el grupo: Puede ser en término de rechazo o de violencia. En la cueva, un humano expulsado del grupo no sobrevivía. Y esta memoria arcaica pervive en nosotros, aunque en la actualidad este miedo ya no represente una cuestión de vida o muerte.

El problema no es tu miedo sino la gestión de tu miedo.

 3 barreras mentales que te impiden escribir tu ebook o curso online 

Estas tres barreras mentales son miedos imaginarios: en esta categoría ponemos aquellos miedos que llegan a paralizarnos pero que, aún en el caso de que sucedieran, no nos ocurriría nada grave.

Barreras mentales

1/ Miedo a que a tus lectores no les guste tu ebook o curso online

Este miedo, aunque tiene que ver con el miedo a la sanción del grupo, y en un momento fue un miedo real de supervivencia, ahora ya no lo es. Hoy en día, si el grupo nos rechazara nuestra vida no correría peligro.

Pero hemos transmutado este miedo al miedo a que los demás piensen mal de nosotros a que no les guste lo que hemos hecho, etc.

La buena noticia es: escribir no te da miedo. Prueba del algodón: si supieras que lo que escribes no lo va a leer nadie, ¿te daría miedo? No.

Así pues, lo que te da miedo es que te lean. Y tampoco te da miedo que te lean, exactamente. Te da miedo que te lean y no les guste.

Pero vamos a medir de forma más ecuánime el alcance de este miedo:

¿Cuántos te van a leer? ¿1 millón de personas?

¡Noooo! Muchos menos. Si tienes suerte: cien o doscientas personas. Y casi seguro, muchas menos.

A la mayoría de estas personas no las vas a conocer nunca. A algunas las conoces de siempre y ya son tus fans (tu mamá, tu abuela…). A muchos de los que te lean les va a dar igual tu texto. A otros les va a interesar; y a otros, no les va a gustar.

Cuenta con eso. Es así.

Pero ninguno de ellos va a salir con palos a la calle, dispuesto a darte una paliza por haber escrito algo que le parezca desafortunado o poco interesante.

O sea que un buen antídoto para los casos de miedo es el siguiente: ¿es peligroso para mi vida? Si la respuesta es No, sigue adelante.

Ya sé que te va a parecer una solemne tontería pero el inconsciente a veces necesita que le recuerden que está a salvo. Y con ese pequeño gesto es capaz de relajarse.

2/ Miedo a fracasar, a no ser capaz de terminar tu infoproducto

¿Sientes que escribir un ebook o curso online es algo que te supera, que nunca has escrito nada tan largo? Ésta es otra de las grandes barreras mentales.

No te preocupes. Todos tenemos nuestros “Talones de Aquiles”. A mí me supera tirarme por un puente con una cuerdecita. Y no lo hago.

Pero sin ponernos tan extremos, hay miedos de otra índole. Miedos en los que no arriesgas tu físico, sino que sólo pones a prueba tus capacidades.

Cuando nos adentramos en esos miedos imaginarios y nos dejamos aprisionar por ellos, llega un momento en que se vuelven casi verdaderos, reales; y además ya están detrás de la puerta empujando para entrar y saltarnos encima. ¡Es terrible y no hay escapatoria!

Un antídoto para este tipo de miedos es ponerlos en la balanza de la racionalidad.

¿En realidad es tan peligroso esto? ¿Qué pasaría si sucediera de verdad?

Por ejemplo, si estás dando una conferencia, ¿qué pasaría si tus peores miedos se hicieran realidad, si se fueran marchando las personas de la sala y te dejaran solo?

¡Nada!!! ¡No pasaría nada de nada!

Solo que tendrías que volver a tu casa con tu ego un poco lastimado y con la sensación de que: o este público no era el adecuado a tu mensaje, o bien tienes algunas cositas para mejorar.

¡Nada más!

Para ahondar en el miedo a hablar en público, te recomiendo este post de Elsa López.

Como ésta, hay mil y una creencias más que puedes formular y todas ellas tienen como punto de llegada el fracaso. Los humanos somos especialistas en boicotearnos.

Es como si nuestra zona de confort fuera la de sentirnos incapaces y, a pesar de ser un lugar incómodo, nos resulta conocido; y por ello, ya nos va bien y deseamos volver a él.

¡Vaya birria!

3/ Miedo a bloquearte

Bienvenido al club: yo ya me he vuelto una especialista en transitar bloqueos.

¡Ojo! Que si me he vuelto especialista es porque la vida me ha ofrecido unos pocos. Y al final, he tenido que aprender.

Los bloqueos constituyen otro tipo de barreras mentales muy frecuentes que debemos tener en cuenta.

Ahora, ya no me preocupa en absoluto bloquearme.

Es más, a mis alumnos les digo desde el primer día que ya pueden contar con el bloqueo. Sería como pretender ir en barca y que no se moviera.

El bloqueo forma parte del proceso y solo hay que aprender a transitarlo.

Y cuanto menos drama le pongas, mejor. Le saludamos: hola bloqueo, ya he visto que estás ahí; y entablamos un diálogo con él.

Muchas veces está ahí para pedirnos algún cambio, sería como si viniera para decirnos: no sigas por ahí, que no vas bien.

Así que no nos vamos a enfadar con el bloqueo. ¿Tú te enfadas con las señales de dirección prohibida? No, ¿verdad? Simplemente dices: ah, por aquí no es; voy a ver si por la siguiente calle puedo pasar. Y fin.

La lista de miedos podría ser larga, pero te aseguro que todos funcionan de la misma manera. O sea que no vamos a perder más el tiempo mirándonos el ombligo.

Como la imaginación humana no tiene límites, cuando te inventes un nuevo método para asustarte pásale la prueba del algodón y despéjate esta nueva birria de tu mente lo más rápido que puedas.

No ha venido a hacerte ningún favor.

Pero, ¿Sabes qué te digo? Al final la mejor vacuna para tus miedos es tu autenticidad. Cuando consigas conectar con tu alma y escribir desde ahí, tus miedos se van a olvidar de ti.  Te recomiendo este post: escribir desde el alma.

¿Qué te aportaría escribir un libro o un curso online?

Una vez repasados los tres miedos principales, damos la vuelta a la moneda y vemos los beneficios que podrías conseguir si te atrevieras a escribir tu libro.

satisfacción por superar barreras

1/ Una aventura de autoconocimiento

Acabas aprendiendo un montón no solo del tema a escribir sino de ti. Y eso siempre tiene premio.

2/ Tener tu libro en tus manos te aporta un chute de energía y satisfacción que es difícil de explicar

Es de aquellas cosas con las que solo puedes decir: ¡hay que vivirlo!

¿Y eso significa que no va a haber ninguna dificultad en el proceso? Nooo, de ninguna manera. Si Jesús Calleja te propusiera el reto de bajar a un volcán o subir a una cumbre, ¿crees que todo sería coser y cantar? ¡No!

Pero sabes que el esfuerzo, bien acompañado y bien dosificado te llevaría al éxito; y aquí es donde obtendrías una satisfacción extraordinaria. La satisfacción de haberte superado, de haber conseguido lo que nunca imaginaste que podrías conseguir.

Y con un libro es igualito.

3/ Tener tu libro te aporta prestigio profesional

Alguien que ha sido capaz de escribir un libro ya se le ve como a una persona de un cierto nivel.

Si no, todos escribirían su libro. Y en cambio no es así. Hay un filtro que solo superan los valientes, los que se atreven a ir un poco más allá.

Porque no te voy a engañar: el camino de la creación de un libro está empedrado de dudas, de bloqueos, de miedos, también de alegrías, de motivación, de satisfacciones… ¡Hay de todo!

Si quieres emociones intensas no te hace falta subir al Dragon Kahn.

Una vez te das cuenta de que puedes hacerlo y lo estás haciendo, el subidón de autoestima es de nivel inexplicable. Te vas a sentir como pocas veces te has sentido.

Y además, yo pensaba que eso solo sucedía la primera vez.

¡Noooo! ¡Error!!

Eso sucede con cada libro. Porque cada vez empiezas de nuevo con unos miedos similares, eso sí, parece que están en intensidades más suaves, pero estar, están.

Para acabar te propongo un ejercicio:

  1. Pregúntate: ¿es esto peligroso para mi vida? Si no lo es, sigue adelante. A veces con solo hacernos la pregunta ya el miedo retoma su proporción adecuada y nos permite ver que si nos rechazan o si hacemos el ridículo, no va a correr peligro nuestra vida.
  2. Viaja a cuando tenías 7 años y recuerda algunos de tus miedos. Míralos desde este momento. Realiza el mismo juego imaginando que tienes 90 años y que miras tus miedos  actuales. Seguro que puedes reírte de ellos.
  3. Hazte una lista de tareas que te podrían acercar a tu objetivo y dedica dos días a decir “Sí” a todas las tareas que tienes en tu lista, sin poner ni un pero a ninguna. Simplemente, hazlas.

Un regalo final

Para finalizar, me gustaría ofrecerte un regalo especial para enseñarte todo lo que tienes que realizar y que nadie te cuenta, antes de escribir tu primer libro.

Puedes descargarlo pinchando aquí y te llevará a una página para que dejes tus datos:

DESCARGAR EBOOK

 

Espero que te haya resultado útil este post para eliminar tus barreras mentales de una vez por todas.

Me gustaría que me respondieras aquí abajo en los comentarios a esta pregunta:  ¿Te has fabricado alguno de estos miedos que te he contado o tienes otros más originales? Y si quieres contarme qué haces con ellos, estará estupendo.

About the autor:

¡Hola! Soy Carme Arrufat y me apasiona escribir. Ayudo a profesionales del desarrollo personal a escribir su libro para que puedan mostrar lo mejor de su trabajo y atraer a Clientes Premium. Estudié Filosofía, Arte-terapia y Descodificación Biológica. Tengo 8 libros publicados y he ganado 35 Premios literarios… Y me encantará ser tu ángel de la guarda en tu proceso de escritura y no soltarte de la mano hasta que tengas tu libro a punto de volar. Puedes descargar mi guía gratuita: 12 Secretos que tienes que conocer antes de escribir tu libro.

13 Comments

  1. Anne Lise 30/01/2018 en 8:40 pm - Responder

    Un estupendo post Carme. Ayuda mucho a “relativizar” :). No tengo especialmente miedo a escribir, de hecho me gusta mucho pero cuándo son documentos largos los revisaría y modificaría/mejoraría 100 veces!! Un abrazo a las dos! Anne

    • Elsa López 31/01/2018 en 2:25 pm - Responder

      Está bien releerlo para tenerlo siempre presente y motivarse 🙂

      Otro abrazo para ti Anne!

      Elsa

    • Carme Arrufat 31/01/2018 en 2:25 pm - Responder

      Gracias, Anne Lise,
      Sí con los documentos largos siempre es un poco más complicado. Yo también soy de revisar mucho, pero hay un momento que hay que soltarlo al mundo sabiendo que tendrá algún error.
      Un abrazo!

  2. Javier Mateos 30/01/2018 en 8:54 pm - Responder

    Totalmente identificado con lo que comentas Carme. Quiero montar mis propios cursos de comercio electrónico y cuando me pongo a escribir siempre me surgen las dudas: ¿sabré contar todo bien? ¿le interesará a la gente? ¿tengo los suficientes conocimientos como parar poder enseñar a alguien?. Creo que voy a respirar hondo y lanzarme, como tu dices no voy a morir por intentarlo. Un saludo y gracias por el artículo

    • Elsa López 31/01/2018 en 2:26 pm - Responder

      Gracias Javier por tu comentario. Le alegrará leerlo a Carme.

      Un abrazo,

      Elsa

    • Carme Arrufat 31/01/2018 en 2:28 pm - Responder

      Hola Javier,
      Las dudas son normales y a todos nos asaltan, pero esa pregunta boba al inconsciente ayuda bastante a relativizar.
      Y que interesará a tu público, es seguro. Cuando somos clientes seleccionamos los cursos adaptados a nuestro nivel. Y hay personas que necesitan el básico y otras el avanzado. O sea que llegarán a ti y se quedarán los que sientan que cubres su necesidad.
      Un abrazo!

  3. Imma 31/01/2018 en 12:01 am - Responder

    Wow! impresionante este post! Elsa me ha encantado tu introducción y estoy completamente de acuerdo contigo respecto a Carme.
    En este post,Carme se ve que conoces bien los miedos a escribir. Siendo copy y terapeuta seguro que ayudas a desbloquear los miedos. Creo que con tu mentoring ya nadie podrá decir que no sabe o no se atreve escribir un libro. Y si ya has plantado un árbol y tienes hijos, solo falta escribir un libro.
    Felicidades a las dos Elsa y Carme por vuestra confianza mútua.
    Un fuerte abrazo para las dos,

    • Elsa López 31/01/2018 en 2:24 pm - Responder

      Gracias Inma!

      Tu hermana ha hecho un gran post 😉

      Un abrazo,

      Elsa

    • Carme Arrufat 31/01/2018 en 2:30 pm - Responder

      Gracias, Imma
      Tus palabras siempre son inspiradoras y levantan el ánimo.
      Me encanta que te haya gustado el post. Y sí, cuando un cliente se bloquea (cosa que sucede porque es normal y forma parte del proceso), tengo la suerte de disponer de herramientas “extra” para ayudarle a salir más rápido de la zona oscura.
      Un abrazo grande para ti!

  4. Pablo Moreno Acevedo 31/01/2018 en 2:46 pm - Responder

    Hola, Carme.

    Con este post me pasa lo mismo que con el que escribió Elsa sobre el miedo a hablar en público: me siento muy identificado.

    El miedo forma parte de nuestra vida y, como todo, tiene su lado bueno y su lado malo. Lo bueno es que te impide hacer gilipolleces y lo malo que a veces te impide hacer cosas que realmente quieres hacer y que te harán crecer en la vida.

    Hace por lo menos un año que vengo dándole vueltas a la idea de crear un curso. He ido apuntado ideas, posibles temáticas, etc. pero nunca he concretado nada. Creo que ya va siendo hora de que me siente y defina la temática, elabore un temario y me ponga una fecha límite para terminarlo. Al final, la única forma de vencer el miedo es actuando.

    Un saludo chicas 🙂

    • Carme Arrufat 31/01/2018 en 5:24 pm - Responder

      Hola, Pablo.
      Tienes toda la razón con lo que dices sobre el miedo.
      Yo estoy feliz de que el post haya sido un estímulo para que sientas que ya va siendo hora que te pongas a concretar.
      Y, ¡sí! Totalmente de acuerdo: la única forma de vencer el miedo es actuando.
      ¡Gracias por tu comentario!

  5. Óscar Martín 04/05/2018 en 9:27 am - Responder

    Me ha encantado este artículo. Lidiar con ese miedo a exponerse es vital para poder ir creciendo en nuestro propósitos.
    Genial post, gracias de nuevo.

    Un abrazo.

    • Carme Arrufat 21/05/2018 en 3:40 pm - Responder

      Hola, Óscar.
      Gracias por tus palabras y por participar con tus comentarios.
      Celebro que te haya aportado.
      ¡Un abrazo!

Deje su comentario

Infoemprendedora te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Elsa López Fernández (Infoemprendedora) como responsable de esta web.

  • Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: gestionar y moderar los comentarios que realizas en este blog.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Destinatarios: Raiola (proveedor de hosting) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola.
  • Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@infoemprendedora.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: infoemprendedora.com, así como consultar mi política de privacidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies