El Método Newsletter Inmortal: Cómo cumplir (sin esfuerzo) la promesa de la newsletter semanal usando las automatizaciones de Mailchimp

Este es un post de invitada de María Rodrigo, diseñadora web en Kiwi, Lemon and Grapes.

Este post viene de la mano de María y me hace especial ilusión porque es alumna de mis cursos de Mailchimp. María es ingeniera, especialista en Diseño Web y tiene un Máster en Marketing e Investigación de Mercados. Durante más de 10 años trabajó como formadora en el mundo del diseño web. Y también pasó una temporada en Madrid trabajando en una gran compañía publicitaria.

Cuando María entró en Dale al Mono®, empezó con la idea de aprovecharlo para su negocio, y, de hecho, tenía implementado el método que propongo en menos de 2 meses. Fue entonces cuando empezó a aplicarlo también en los negocios de sus clientes. Y, según me cuenta María, ellos encantados con el nuevo servicio. Poco más tarde, María tenía clientes exclusivos de ese servicio de automatización con Mailchimp.

Además, con el tiempo, María fue adaptando el método y añadiendo una nueva automatización a su secuencia de bienvenida y venta: la secuencia de newsletter automatizada.

Me parece tan útil esta secuencia automatizada de neswletter que yo también la voy a implementar en mi negocio :)  (Gracias María!).

Y justamente de todo esto nos va a hablar en este post.

¡Así que te dejo con ella!


¡Hola!

Soy María, soy diseñadora web y tengo mi propio negocio desde hace 6 años. Pero, si soy sincera, a día de hoy hago tanto diseño web como trabajos creando listas y automatizaciones con Mailchimp, además de ayudar en la estrategia de negocio a mis clientes.

Empecé con Elsa en cuanto lanzó su programa formativo Dale al Mono® y no puedo estar más satisfecha: aprendí a usar Mailchimp para automatizar mi negocio y, casi sin querer, se convirtió en una rama adicional de mis servicios.

Me encanta trabajar “técnicamente” con Mailchimp, pero estoy segura de que mis clientes lo que más valoran son los consejos y consultorías que les ofrezco, que les ayudan a ver su negocio de forma más estratégica.

Hoy, en este post, quiero contarte algo de estrategia y cómo aplicarla con Mailchimp.

Concretamente, quiero hablarte de cómo mantener el contacto con tus suscriptores, enviarles la prometida newsletter periódica casi sin esfuerzo y prepararles adecuadamente para vender tus servicios.

Porque, cuando una persona se suscribe a tu lista de Mailchimp a través de tu web y a cambio de ese Lead Magnet ¿a que le prometes que “a partir de ahora recibirá noticias de tu parte y ‘contenido de valor’”?

Pero la realidad es que ésa es una de las promesas más incumplidas del mundo online.

Y no por falta de ganas, o de interés o porque seamos unos mentirosos. De verdad queremos hacerlo, pero…

Cuando uno es emprendedor y está empezando, y tiene que atender (o buscar) clientes, ocuparse de su negocio, su vida personal, su blog, etc., al final no puede llegar a todo.

Y el blog es el primer “damnificado”.

Dejamos de escribir y, como consecuencia, dejamos de enviar newsletters.

Y lo que es peor, dejamos de ocuparnos y nos olvidamos casi por completo de nuestra lista de suscriptores.

El problema no es sólo que no envíes la prometida newsletter con “contenido de valor”, sino que no tienes contacto con tu suscriptor.

Eso hace que cuando le envías una promoción de tus servicios te sientas fatal.

Además, ni conoces al suscriptor, así que no sabes si le interesa lo que le ofreces.

Por no hablar de que él te verá como un auténtico desconocido.

Yo también pasé por eso, y conseguí encontrarle solución – fue gracias a Laura Ruiz de Caos Cero – de hecho, esta solución fue una de las razones por las que estoy en su academia.

En este post te propongo un método, que requerirá un poco de esfuerzo por tu parte, pero la recompensa final merecerá la pena.

Y es que tendrás una nueva visión sobre lo que es el contacto con los suscriptores, el engagement y la preparación para la venta.

Lo mejor de todo será que tu sensación al vender y, lo que es más importante, la de tu suscriptor, será de mucha más honestidad.

¿Qué es el método de newsletter automatizadas, evergreen o “inmortal”?

Es un sistema por el cual, una vez que una persona se suscribe a tu newsletter está recibiendo contenido periódicamente sin que tengas que preocuparte de escribir cada semana una newsletter y enviarla.

Con este sistema, creas el contenido una única vez y lo usas con todos los suscriptores.

De forma automática y con la tranquilidad de que está recibiendo contenidos de valor, que tienes contacto con él y que, en el momento de la venta, tu contacto no es algo puntual y frío, sino que tienes una relación previa con ese suscriptor.

¿Cómo funciona el sistema?

Funciona por medio de automatizaciones.

Tu gestor de email marketing te debe permitir hacer esas automatizaciones que dependerán tanto de la fecha de alta de tu suscriptor como de sus acciones dentro de tu negocio (con Mailchimp lo puedes hacer perfectamente).

El sistema se organiza por secuencias:

  1. La primera es la secuencia de bienvenida.
  2. La siguiente es la secuencia de venta.
  3. Y la siguiente (aquí es donde viene la novedad), si la persona no se ha convertido en tu cliente, será una secuencia de Newsletters, donde le seguirás aportando valor de forma periódica.
  4. Tras esa secuencia de Newsletters, que debe plantearse de la forma adecuada en cuanto a sus contenidos, se volverá a introducir, siempre de forma automática, al suscriptor en una nueva secuencia de venta.
  5. Si finalizada la misma no se ha convertido en tu cliente volveremos a introducirlo en una nueva secuencia de Newsletters… y así sucesivamente mientras el suscriptor siga en tu base de datos.

Obviamente, este sistema se puede alargar eternamente, mientras tengas contenido y el suscriptor siga en tu lista.

Pero es interesante, como siempre en tu negocio, medir y saber cuál es la “vida” media de tu suscriptor hasta que abandona tu base de datos (o es limpiado por tu automatización para eliminar a los que no son activos y sólo está consumiendo tus recursos).

¿Qué necesitas para poner el sistema en marcha?

Básicamente sólo son necesarias 3 cosas:

  1. Un gestor de email marketing como por ejemplo Mailchimp.
  2. Suscriptores (con el primero ya puedes empezar a funcionar, pero cuantos más tengas, más fácil será vender).
  3. Y contenido para tus correos.

Ni siquiera necesitas escribir en tu blog periódicamente. 

No siempre el contenido de una newsletter se nutre de un blog.

Simplemente necesitas textos para esas newsletters que te definan, a ti y a tu marca, para que aquellos suscriptores que son tus clientes ideales te conozcan, se identifiquen contigo y terminen por comprar, cuando estén preparados, tus servicios (o productos).

¿Qué pasos vamos a seguir?

Empezar es sencillo, pero poner en marcha un sistema a largo plazo requiere algo más de atención y dedicación.

Sin embargo, eso no es problema, pues puedes ir nutriendo el sistema sin prisas, cada vez que puedas y sin el agobio de tener que escribir un post en tu blog semanalmente para tener algo que enviar en tus newsletters.

Básicamente, para empezar, tan sólo necesitas dar 3 pasos.

  1. Crear una buena secuencia de bienvenida (y segmentación, si es preciso).
  2. Crear una secuencia de venta (relacionada con el contenido a través del cual llegó ese suscriptor, por supuesto).
  3. Crear una secuencia de newsletters con contenido de valor para tu suscriptor: una vez el suscriptor ha terminado la secuencia anterior de venta y si no ha comprado (sólo en el caso de servicios), necesitarás incluirle en tu primera secuencia de newsletters.

Obviamente, si lo miras bien, esto es lo que venías haciendo hasta ahora, pero tras un tiempo, dejabas de mandar newsletters y sólo mandabas ofertas cuando lanzabas algo, o ni eso.

Y claro, tus suscriptores se daban de baja.

Sin embargo, este sistema es distinto, pues al automatizar el envío de contenido, eso sí, siempre contenido evergreen, seguirás en la bandeja de entrada cada semana, con lo cual, al llegar la secuencia de venta, tus suscriptores no se “asustarán” al verte.

Todos sabemos que nos suscribimos a una lista y nos van a mandar promociones.

Pero nos agrada mucho que también nos manden contenido de valor, el que nos prometieron al suscribirnos.

Y si, además, consiguen mandarnos exactamente lo que nos interesa (tip: gracias a la segmentación), nos iremos enamorando, poco a poco, de esa persona que, nos da tanto cariño semana tras semana.

Y la recordaremos, y pensaremos en ella cuando tengamos que buscar ayuda para solucionar nuestro problema…

¿Cuál es la forma correcta de hacer este trabajo?

Pues la forma correcta es pensar y organizar cómo va a ser el camino que recorrerá tu suscriptor, mejor si haces incluso un esquema.

También debes saber qué productos o servicios vendes y debes crear las secuencias de venta de cada uno de ellos – estás creando contenido, textos, de venta para enviar.

Por supuesto, debes crear contenidos para las newsletters que vas a enviar y que no serán de venta.

Una vez tengas el esquema de “viaje” de tu suscriptor (la segmentación que hagas te ayudará a definir ese “viaje”) y los contenidos, simplemente tienes que ir organizando ese contenido dentro de correos y estos dentro de automatizaciones.

Los correos se enviarán periódicamente y siempre que el suscriptor cumpla determinadas condiciones que le marcarás.

Te dejo un esquema:

Imagen 2: esquema de “newsletters evergreen, automáticas o inmortal”.

 

Imagen 1: primera fase del sistema.

 

 

¿Qué tipo de contenidos se pueden enviar en las newsletters?

Aquí no hay que romperse mucho la cabeza. Cualquier tipo de contenido que hayas enviado antes en una newsletter, eso que denominamos “contenido de valor” sirve para el sistema automatizado.

Tan sólo tiene una limitación.

Este contenido se estará enviando durante un largo periodo de tiempo a cualquiera que se suscriba.

Así que no puedes incluir contenidos de actualidad que sean susceptibles de pasar rápidamente de moda.

Piensa qué pasaría si esa newsletter que estás escribiendo la recibiera una persona que se suscribe dentro de 6 meses…

Si ese contenido vale para dentro de 6 meses, estás haciendo bien el trabajo.

Eso es contenido evergreen.

Te dejo, de todas formas, algunos tipos de contenido que pueden y suelen ir en una newsletter en este recurso de mi web. 

¿Cómo lo hago yo?

En mi negocio, reviso periódicamente el correo o secuencia de bienvenida y también me gusta enviar un correo de segmentación, para conocer un poco mejor a mi suscriptor y enviarle, más adelante, contenido que le sea útil.

No me gusta perder el tiempo y me gusta que mis suscriptores también aprovechen el suyo.

Así que la segmentación se puede enviar periódicamente, para renovar su estatus y sus contenidos.

Tras la secuencia o email de bienvenida comienza una secuencia de venta, donde primero les aporto información sobre el contenido a través del que se suscribieron, para que lo aprovechen al máximo.

Posteriormente les envío los correos, dentro de esa secuencia de venta, en los que les ofrezco mis servicios, para que profundicen y mejoren en ese área de su negocio que les interesa.

Por último, si no se han convertido en mis clientes, la secuencia termina consultándoles por qué no compraron… información muy valiosa para cualquier negocio, para mejorar y adaptar mis servicios.

Si se han convertido en mis clientes, de momento, salen de este sistema de “newsletters automáticas o evergreen”.

Si no se han convertido en mis clientes, comienza la secuencia automática de newsletters, a razón de una por semana normalmente (aunque aquí eres tú quien decide la periodicidad), con contenido de valor.

Esta secuencia suele incluir 8 correos (= 8 semanas ó 2 meses).

Tras ella, comienza una nueva secuencia de venta.

Y ésta se configura de la misma forma que la primera.

Por supuesto, no intentes vender de nuevo lo mismo, pero tampoco algo muy alejado de los intereses de tu cliente.

Tras esta secuencia de venta, de nuevo, si no se convirtió en tu cliente, entrará a otra secuencia de newsletters, … y así sucesivamente.

Obviamente, decirlo es mucho más sencillo que hacerlo.

Pero teniendo la idea general y sabiendo realizar automatizaciones en Mailchimp, es sólo cuestión de crear contenidos y buenas secuencias de venta.

Y no, no tienes que tener todo el contenido y las ofertas de dos años preparados antes de empezar a implementarlo.

Con tener para 3 ó 4 meses estarás bien tranquilo durante un tiempo.

Ahora me preguntarás: “Maria, entonces… ¿ya no es necesario que escriba en mi blog?”.

Pues eso, amiguitos, da para otro post completo, o para varios.

La estrategia de inclusión de contenidos (de forma periódica) en nuestra web, a modo de artículos de blog, por ejemplo, nos ayudará, realizada correctamente, a posicionar y hacernos amigos de Google.

Por supuesto, puede que tu captación de suscriptores / clientes, no esté basada en Google y no te hayas planteado trabajar tu SEO.

Sin embargo, bajo mi punto de vista, esa estrategia debería ser transversal y deberías implementarla en tu negocio, pero… (siempre hay un pero, ¿verdad?) sólo si no te resta demasiado tiempo de tu trabajo orientado a la consecución de los objetivos marcados para el trimestre, ¿ok?

Conclusión:

Si tú también eres de los que prometiste eso de enviar “contenidos de valor”, si eres de los que quiere mantener una sana y viva relación con sus suscriptores y te encantaría usar Mailchimp para poder vender de forma “automática” a tus suscriptores, esta es una buena manera.

Y sí, si estás en este blog lo sabes, pero nunca está de más repetirlo: lo puedes configurar, por complejo que quieras que sea tu sistema, con Mailchimp.

Ellos están mejorando su plataforma siempre, y debemos aprovecharlo y aprenderlo.

Los puntos clave de esta estrategia son: segmentar, etiquetar, automatizar y reutilizar (contenido que ya teníamos).

Y como bonus, otro punto clave: repasar.

Repasa periódicamente tu estrategia, tus secuencias de venta, tus contenidos y, sobre todo (yo lo hago casi cada mes), tu secuencia de bienvenida para cada lead magnet.

Recuerda también que no tienes que montar una cadena de automatizaciones para dos años al principio: empieza poco a poco, con tu bienvenida, tu venta y la primera secuencia de newsletters.

Busca tiempo periódicamente para añadir contenidos y pronto tendrás un “monstruo” bien alimentado y con contenidos para mucho, mucho tiempo.

Esta estrategia no es perfecta, tiene sus limitaciones… pero eso daría para otro post (o dos) y, desde luego, esto sólo es una aproximación a la estrategia que debemos ir mejorando y adaptando a nuestros negocios.

Un regalo para ti

Para acabar, he preparado una Guía Gratis con los 4+1 grandes tipos de contenidos para tus newsletter.

Puedes solicitarla aquí:

 

¿Qué piensas de este sistema? ¿Le achacas falta de flexibilidad? ¿Cómo trabajarías con lanzamientos?

Coméntamelo y hagamos un debate aportando muchos puntos de vista.

¿Tienes una ecommerce? Pues esa es una de mis especialidades. ¿Cómo crees que funcionaría este sistema con una tienda online?

Ah! No me voy a cansar de repetirlo y con ello quiero acabar el post: la finalidad de este sistema no es quitarte trabajo o tareas o complicaciones mentales (que también), el objetivo es cuidar a tus suscriptores y, aún más, a tus clientes.

¡Espero que te ayude mucho!


Espero que te haya resultado útil este post para liberarte de la newsletter pero siguiendo cuidando a tus suscriptores. ¡Muchas gracias María por contarnos cómo lo haces en tu negocio y clientes!

Deja un comentario

Elsa López te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Elsa López Fernández como responsable de esta web. Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: gestionar y moderar  los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios:  Raiola (proveedor de hosting) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Raiola. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@infoemprendedora.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: infoemprendedora.com, así como consultar mi política de privacidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies